miércoles, 1 de octubre de 2014


Canción de otoño


Un pequeño racimo
de uvas salvajes
es tu nombre para mí.
Es lo que me evoca,
cuando lo tengo en las manos
y me lo llevo a la boca
para morder cada grano,
para sorber cada gota
hasta embriagarme de ti
letra a letra, nota a nota.



(De mis poemas sin libreto)

No hay comentarios:

Publicar un comentario